Disfraces Medievales para Niños

Selección de los mejores Disfraces Medievales para Niñas y Niños

A continuación hemos preparado para ti, las que nosotros consideramos que son los mejores Disfraces  Medievales para niños y niñas al mejor precio:

 

 

Cómo hacer Disfraces Medievales Caseros para Niñas y Niños

 

A día de hoy, muchos niños quieren sentirse príncipes o caballeros, que tal vez no piensen en rescatar a una dama en lo alto de la torre, pero sí cazar al dragón, pelear con sus espadas de goma espuma y defenderse con sus fuertes escudos mientras hacen torneos con los amigos, en sus caballitos de palo. Sea lo que sea, les hace sentir fuertes y valientes, y que mejor que ayudarles a conseguirlo 🙂

Para ello necesitaremos, a parte del traje, cuatro piezas básicas que no pueden faltar en nuestro disfraz, como son: la capa o túnica, espada, escudo y el casco.

Intentaremos hacerlo lo más bonito posible, intentando también cuidar el presupuesto.
Muchas de las cosas que necesitaremos, lo más probable es que ya las tengamos por casa: cartulinas, goma eva, cartones, pegamento o silicona caliente, telas variadas, tijeras…

Empezamos!!

Para hacer el traje, tenemos 2 opciones: La más complicada es tomar las medidas de cualquier camiseta y pantalón del niño y seleccionar las telas adecuadas, para luego coser cada pieza. Los colores acordes a la época son el verde oscuro, azul oscuro, negro, dorado, blanco y rojo básicamente.

La segunda opción es confeccionar el disfraz medieval como una sola pieza, que es más sencillo y la verdad es, que a mi, personalmente me gusta más. Luego se le añade un cinturón y queda espectacular! 😉

Para está opción, mediremos a nuestro peque, desde el cuello hasta los pies y multiplicaremos por 2 la medida que nos dé la altura del niño. Para el ancho del disfraz, le tomaremos medida de los hombros.

Una vez tengamos todas las medidas en un patrón, las dibujaremos con un lápiz o tiza sobre la tela seleccionada y recortaremos. A continuación, doblaremos la tela por la mitad, y así tendremos ambas partes del traje(delantera y trasera) y simplemente habrá que hacer un agujero en el centro, donde irá la cabecita de nuestro caballero medieval (teniendo en cuenta el trozo que dejaremos para los hombros).

Para que quede bien diferenciada, que parte va delante y cuál detrás, sobretodo si los peques se visten solos, lo mejor será añadir algún dibujo en el pecho, como por ejemplo una cruz roja estilo templario (o un escudo).

No olvidéis poner un cinturón de un color distinto al traje, por ejemplo, hacerle un cinturón con la tela de la túnica, para que vaya mejor conjuntado.

Hablando de túnica, vamos a por ella! Necesitaremos simplemente, un trozo de tela rectangular, que le llegue más o menos por encima de las rodillas (a ser posible, de un color diferente al del traje). Se le cosen 2 tiras para anudar luego sobre el cuello y ya tenemos lista nuestra capa. Podemos decorarla con alguna imagen de una espada, una torre, un castillo, cualquier cosa medieval valdría, para así aparentar más poderío y valor 🙂 y luego hacer un escudo con el mismo símbolo que hayamos puesto en la túnica.

Continuamos, ahora con el casco, que algunos niños no soportan y se lo quitan, así que antes de hacer el trabajo duro,preguntad a vuestros hijos si van a querer llevarlo, así tal vez os ahorréis algo de tiempo.
Para realizar el casco, necesitaremos una cartulina grande con un tono plateado o dorado.

Mediremos con la cartulina, la cabeza de nuestro caballerito, más bien, le taparemos la cara con la catulina, porque es un casco, no una corona.

Una vez tengamos las medidas marcadas, haremos un corte rectangular hasta la altura de los ojos, dejando un trozo más largo por encima de la nariz, o añadirla luego, pegando un trocito rectangular en la frente hasta quedar por encima de la nariz o incluso cubrirla. La parte trasera de la cabeza, quedará totalmente cubierta por la cartulina. A veces, es un poco engorroso el tema de la cartulina, porque se queda muy rígida o no ajusta del todo bien, así que también podéis usar una gorra que tengáis por casa, cortarle la visera y pintarla con spray de color plateado o dorado, para luego añadirle alguna decoración medieval, o dibujar sobre cartón la parte frontal del casco y pegarla con silicona caliente. Eso ya, a vuestro gusto!

Continuando con los accesorios que no pueden faltar, solo nos quedan las armas. Un escudo y una espada.Se pueden realizar fácilmente con cartón ( que sea duro).

Para hacer el escudo, dibujaremos sobre el cartón, un círculo o mirad por Internet algún diseño que os guste más. A mi me gustan los que tienen forma de U. Una vez hecho el escudo, toca pintarlo y decorarlo, con algún castillo, torre, un caballo, una cruz, una espada…cualquier cosa que deje claro que se trata de un escudo medieval. O como ya he dicho anteriormente, el dibujo que hayáis utilizado en la túnica, que os sirva también para el escudo de nuestro disfraz medieval.

Añadiremos en la parte posterior, una manecilla para la comodidad de nuestro peque a la hora de llevar el escudo. Podemos hacer la manecilla con un trozo de cartón, cortamos una tira y la pegamos en 2 extremos para que pueda introducir el brazo y defenderse como es debido!

La espada, obviamente, también la haremos con cartón, a ser posible, recortaremos la punta redondeada (siempre intentando evitar cualquier percance, pese a ser de cartón). No es muy complicado de dibujar. Pintaremos nuestra espada con spray plateado y añadiremos, una vez seca la espada, un trozo de tela o cinta adhesiva negra en la empuñadura.

 

¿Dónde puedo comprar un Disfraz Medieval para niños?

Así terminaríamos nuestro disfraz medieval de niño, con mucha paciencia y ganas de hacer manualidades. No es muy complicado, dado que hemos utilizado materiales básicos y pasos muy sencillos. Pero hay que ser realistas y admitir, que nos va a llevar bastante tiempo tenerlo terminado. Si lo necesitarais con urgencia o simplemente no os apetece estar haciendo manualidades por falta de tiempo o ganas, entrad en este enlace y echad un vistazo a Amazon aquí.