Cascos Medievales

Selección de los mejores Cascos Medievales

A continuación hemos preparado para ti, las que nosotros consideramos que son los mejores Cascos Medievales al mejor precio:

 

 

 

Cómo hacer un Casco de Caballero Medieval

Ningún caballero medieval, puede luchar sin su armadura, verdad? pues lo mismo pasa con el casco. Un buen guerrero, debe ir protegido de pies a cabeza. ¿Habéis visto “Troya“? Solo hay que ver a Brad Pitt con ese casco cubriéndole el rostro, en su papel de Aquíles…

Vamos a ir a lo sencillo,pues hay cascos medievales de muchos tipos, así que, haremos un casco medieval, del modo más fácil que se me ocurre.

Para ello necesitaremos: tijeras, cutter, cartones, pegamento en barra o cola, (y si tenéis silicona caliente, mucho mejor), pintura en spray del color que necesitemos, NO puede faltar el metálico, típico color para armaduras de caballeros, pinceles, lápices, metro o regla larga y sobretodo papel para diseñar nuestro boceto 😉

Una vez tenemos sobre nuestra mesa, todos los materiales que vamos a usar, nos ponemos manos a la obra.

Empezaremos cogiendo el cartón y cortando 4 tiras de aproximadamente 1cm de anchura x unos 50 cm de largaría (tampoco está de más dejar unos centímetros más para el momento en que toque cerrar el casco).

Cogeremos 2 de esas tiras y las colocaremos alrededor de nuestra cabeza para averiguar el tamaño que va a tener el casco, a nuestra medida (o de quien vaya a llevarlo).

Ya tendremos la base de nuestro casco de caballero medieval, por consiguiente cogeremos la pistola de silicona y uniremos ambas tiras (debe quedar como un círculo).

Con las 2 tiras que os sobran, haremos una especie de arco sobre nuestra base, pegando una punta de la tira en cada lateral de la base, para que queden unidas por encima de la cabeza (debe quedar como un triángulo si queremos que nuestro casco termine en punta o como un arco si lo queremos redondeado).

Dibujaremos en círculo en el cartón, de unos 4 cm de diámetro, para poder pegarlo en el casco por dentro, en la parte de arriba, y así darle mayor firmeza.

A continuación, mediremos el espacio que hay entre los huecos del casco y dibujaremos 4 triángulos en nuestro cartón( añadiendo siempre unos centímetro de más), para luego recortarlos, a medida. Ya que nos van a servir, para tapar los agujeros que tenemos entre tira y tira. Pegaremos los triángulo, entre los agujeros del casco.

Ahora viene, lo más complicado, que es la parte en la que irá la cara, ese rostro de caballero medieval, que vamos a mostrar.

Para realizarlo, cogeremos un folio y lo partiremos por la mitad. Dibujaremos sobre él, la parte delantera del casco, según como queramos llevarlo. Puedes ayudarte de Internet, para buscar ejemplos.

Una vez diseñado el boceto del rostro, pasaremos a dibujarlo en el cartón y recortarlo, ten en cuenta, que debes recortar los agujeros donde irán tus ojos.

También, necesitaremos un agujero en la nariz, pero no es plan de que se asome la punta de la nariz por el casco, como se de un payaso se tratara. Como buenos caballeros medievales, diseñaremos en nuestro famoso cartón, una parte para la nariz, que añadiremos luego, pegándola con silicona, como extra para tapar el agujero, dándole así, un aspecto más profesional a nuestra máscara.

Una vez tenemos nuestro casco modelado, es la hora de decorarlo.
Se pueden añadir unas tiras por encima para darle relieve, o simplemente pintarlo tal cuál está, eso ya va a gusto del consumidor.

 

¿Dónde puedo comprar un Casco de Caballero Medieval?

No es muy complicado de hacer, si dispones de tiempo, si lo necesitas lo antes posible, deber tener en cuenta, que hay que empezar antes, porque la pintura, debe secar, al igual que la cola o silicona que uséis. Si tienes prisa por conseguir un casco de caballero medieval, dale clic a éste enlace de Amazon.