EL MONASTERIO DE PIEDRA

A menudo no  somos conscientes de lo que tenemos, y muchas veces ni conocemos lo que tenemos, que todavía tiene más delito 🙂 tenemos en España un precioso parque natural, con un monasterio y su historia que contar.

No podéis perderos por nada del mundo el Monasterio de Piedra. Encontrareis  la calma que necesitáis y la desconexión de un rutina que a todos nos va bien romper de vez en cuando…

DONDE SE ENCUENTRA EL MONASTERIO DE PIEDRA

Lo encontraremos en la localidad de Nuévalos, en la ciudad de Zaragoza (a una distancia 110 Km).

ENTRADA AL MONASTERIO DE PIEDRA

Al entrar por la muralla, veremos el hotel, el monasterio, un restaurante, la tienda de souvenirs (con deliciosas tabletas de chocolate), y las taquillas.

Con la entrada tenemos derecho al Monasterio, Parque y la exhibición de Aves Rapaces.

Nos dan un mapa con el recorrido numerado en la entrada, para que no nos perdamos nada durante nuestro itinerario por el parque.

QUE VER EN EL MONASTERIO DE PIEDRA:

PARQUE Y MONASTERIO DE PIEDRA

En este bello parque, nos topamos de frente con un paisaje de cuento repleto de senderos que cruzan cascadas, arroyos, lagos y grutas, mientras paseamos bajo árboles centenarios y una vegetación sorprendente.

El monasterio está dedicado a Santa María la Blanca.

Fue fundado en 1194 por monjes cistercienses llegados del Monasterio de Poblet, ya que en 1186, Alfonso II de Aragón y su esposa, Sancha de Castilla, les donaron el castillo de Piedra a los monjes, para que fundaran allí un monasterio cisterciense.

En 1808, a causa de la Guerra de la Independencia, el monasterio fue desalojado y entre 1820-1823, los monjes se vieron obligados a dejar el convento.

Los monjes vivieron cerca de 650 años en el Monasterio y tuvieron que abandonarlo en 1835, a causa de la desamortización de Mendizábal.

A los cinco años, lo compró un particular, Pablo Muntadas i Campeny convirtiéndolo en lugar de turismo. A pesar de que, en un principio pensó crear una fábrica de papel y cambió de opinión al ver tanta belleza en el paraje que había creado.

Su hijo, Juan Federico Muntadas, fue el fundador del complejo del que ahora disfrutamos.

Fue catalogado como Monumento Nacional el 16 de febrero de 1983, y se le concede la categoría de Jardín Histórico el 27 de enero de 2010.

IGLESIA Y SALAS DEL MONASTERIO DE PIEDRA

El monasterio tiene más de 8 siglos.

Las dependencias del Monasterio son: Claustro, Sala Capitular, Antigua Abadía, Altar Barroco, Museo del Vino, Exposición de “La Historia del Chocolate”, Sala de Carruajes, Reproducción del Tríptico Relicario, Calefactorio, iglesia.

La iglesia es de estilo románico (S.XIII), la planta tiene forma de cruz latina, ábside central poligonal con grandes pilares y cuatro ábsides laterales de cabecera plana.

Tiene dos naves que constan de seis tramos las laterales y tres la central.

En la fachada sudoeste hay un pórtico con un arco de medio punto y cinco arquivoltas con sus capiteles de ornamentación vegetal.

Actualmente, se accede desde el claustro. Donde veremos un impresionante altar barroco que incorporado en el siglo XVIII, y del cual destaca su excesiva ornamentación y donde aparece escenificado San Benito de Nursia.

La zona principal del monasterio es el claustro, que pese a ser del S.XIII, hay que decir, que se conserva bastante bien.

Una de la salidas, da a parar a la deteriorada iglesia, que está en mal estado pero nos deja ver la grandeza que tenia la nave.

Veremos salas con exposiciones como la Historia del chocolate, un museo de carruajes antiguos, donde veremos carruajes (siglo XIX-XX), propiedad de la familia Muntadas y el museo del Vino, donde podréis ver cómo los monjes elaboraban el vino de la Comarca y observar fotografías de los viñedos del siglo XIX del Monasterio de Piedra.

Entraremos en el Refectorio, donde comían los monjes (a día de hoy se utiliza para banquetes de bodas o eventos).

El Calefactorio, servía para sanar a monjes enfermos o calentarse en invierno. Es una sala de estilo neoclásico.

EL PARQUE NATURAL DEL MONASTERIO DE PIEDRA

Fue creado por Juan Federico Muntadas.

La cascada de la Cola del Caballo, con más de 50 m., es la de mayor altura y es la protagonista de muchas miradas.

Estas cascadas están formadas por la disolución de las calizas y la posterior precipitación de las mismas.

También hay varias grutas descubiertas, que podréis disfrutar gracias al fundador del parque. La más bonita para mi es la «Gruta Iris» y añadir también, que es una de las cuevas que mejor se conserva de España.

Durante el recorrido, vamos a encontrarnos con escaleras a mansalva y desniveles,por lo que hay que llevar un buen calzado y que además sea cómodo. Disfrutaremos de cascadas, árboles gigantescos y la primera piscifactoría fundada en España.

Dentro del mismo parque, en primavera y verano, se realizan tres exhibiciones de vuelo libre de aves rapaces.

En el Monasterio de Piedra, es donde se cocinó por primera vez el chocolate en Europa, en el año 1534.

MI RUTA POR EL MONASTERIO DE PIEDRA

Unos consejitos antes de empezar:

Todo el parque se recorre a lo largo de 5 km, que se te pasan volando. Es aconsejable llevar calzado cómodo. Y ya puestos, ropa cómoda!

Si teneis bebés, mejor llevar el portabebés detrás, ya que hay accesos estrechos para carros y escaleras.

También dichos accesos serán complicados para personas con movilidad reducida y sillas de ruedas.

Pero no os preocupeis, que todo lo demás, se puede hacer sin problemas, gracias a la disposición de rampas. 🙂

Empezamos….

Paseando por el Vergel de Juan Federico Muntadas ( artífice del parque natural) nos encontraremos con la primera de las cascadas, » Baño de Diana».

Tiene un muro de piedra donde poder sentarte y hacerte una fotografía con la preciosa cascada a tus espaldas.

Continuando el recorrido, llegaremos hasta el «Lago de los Patos», que si os digo la verdad, ni vi ni un pato ni medio.

Seguidamente, veremos la «Cascada de Trinidad», imponente como ella sola, brotando el agua en finas hileras entre tanta rocosidad.

Ascenderemos,a continuación a la «Gruta de la Pantera», «Gruta de la Bacante» y » Gruta del Artista», que yo no me entretuve demasiado en ellas, pero ya que vamos, lo vemos todo!

Seguidamente, guiándome por el sonido del agua se encuentra mi cascada preferida, la » Cascada Caprichosa».

Preciosa, como salida de una película de ciencia ficción, yo no me creía lo que veían mis ojos y mi cámara de fotos, no había manera de que sacara la cascada tal cual yo la veía… Preciosa, maravillosa y todos los adjetivos de espectacularidad que hayan!:) (Aprovecharemos para verla desde el mirador, ascendiendo por la gruta.)

Continuando la senda, y subiendo por unos escalones (un tanto resbaladizos), entre la «cascada Caprichosa» y la «gruta del Artista» , veremos el «Parque de Pradilla» y el agua del rio Piedra cayendo de forma escalonada sobre los » Valdillos».

Empezaremos a bajar hacia los conocidos «Fresnos altos y bajos» donde el agua va cayendo sobre enormes rocas. Puedes tocar el agua al pasear junto a los frenos bajos. Yo aproveche para mojarme la cara, y es que está el agua tan fresquita y se agradece tanto en verano…

Una vez pasamos por la «Cascada Iris», podemos adentrarnos en la «Gruta Iris» y su mítico subterráneo de estalactitas y estalagmitas que nos irán mojando poquito a poco durante el rato que permanezcamos en ella.


 

Hay que tener PRECAUCIÓN, ya su suelo es resbaladizo. Suele estar bastante concurrida de gente y tal vez, según la fecha a la vayas, tendrás que hacer un poquito de cola, pero es imprescindible adentrarse en ella.

Para mí, es la parte más bonita 🙂 y si vas en verano, te querrás quedar un ratito dentro, ya que se está muy fresquito!

Se le da ese nombre gracias al sol que se filtra en la gruta y que con el agua muestra un arcoíris. Es digno de postal y fotografiar (siempre cuidando que la cámara no se moje).

P.D: Podéis llevar impermeable 😉

A continuación, veremos la «Cascada Cola de Caballo», que consta de unos 53 metros de altura, siendo la más alta del parque.

Podremos contemplar la salida de la cascada a través del mirador más antiguo de todos, en la parte posterior, desde la gruta iris.

A su vez, en la parte inferior veremos la cascada en todo su esplendor, como salida de un cuento.

 

En la edad media, esta maravillosa cascada, era conocida como » despeñadero de los demonios».

Continuando la ruta, veremos «Las Pesqueras», siendo en 1867 la primera piscifactoría en España, dónde se aprecian claramente, sus truchas nadando.

Y el «Lago del Espejo», precioso e inmenso lugar de aguas cristalinas, que ya se encargan de tener muy limpias. Había un chico en una barquita en medio del lago, quitando musgo y suciedad en general.

Una vez aquí, es imposible que se nos pase por alto la imponente «Peña del Diablo», reflejada en el «Lago del Espejo».

Siendo a su vez, el lugar más alto de todo el Monasterio de Piedra.

Será conveniente hacer un parón, merendar, comer… o simplemente descansar, en una Zona de descanso habilitada que encontrareis seguidamente.

Hay una casita de madera que vende helados, refrescos y algo de picoteo para coger fuerzas y continuar el recorrido por este mágico paraje.

Después de un buen descanso, toca encontrarse con la «Fuente del Señor», una cascada repleta de vegetación y musgo, al igual que la «Cascada de los Chorreaderos», pero ésta destaca por sus grandes dimensiones.

De camino la salida, veremos la última de las grutas, la «Gruta de la Carmela» que es de dimensiones pequeñas.

y finalmente, nos despediremos de este parque natural , con su pequeña » Cascada Sombria».

VUELO DE RAPACES

Nos saldremos del Monasterio de Piedra, sin acudir a la exhibición de aves rapaces, y tener la posibilidad de comprar una foto-recuerdo que te hacen en cuanto entras al monasterio, con un búho real.

Yo evidentemente me compré la foto, no siempre se tiene la posibilidad de sujetar un búho en el brazo, que por cierto, pesaba lo suyo, el animal 🙂

Podreis verlos en primavera y verano. Para ser exactos, desde el 1 de marzo hasta el 2 de noviembre.

Tendreis la posibilidad de ver de muy cerca halcones, buitres, búhos y águilas. Sin daros cuenta os pasaran por encima de la cabeza, os asombrareis de lo inteligentes que son y ver el caso que les hacen a sus cuidadores.

Se organizan 3 exhibiciones al día, así que tendréis que mirar sus horarios para organizaros bien la ruta y poder ver volar a estas maravillosas aves rapaces.

Los más pequeños, también disfrutan mucho de está exhibición.

DURACIÓN APROXIMADA POR LOS JARDINES DEL MONASTERIO DE PIEDRA

La duración aproximada, visitando los fascinantes jardines, suele ser de unas dos horas y media aproximadamente.

Un poco más si eres como yo y te paras a fotografiar cada detalle 🙂

HORARIO MONASTERIO DE PIEDRA

-Horario Parque: 25 marzo a 27 de octubre, 9.00 h-20.00 h. Cierra a las 19.00h

-Horario Parque: 28 octubre a 24 de marzo, 9.00 h-19.00 h. En esta fecha, Cierra a las 17.30h

-Horario Monasterio: todos los días de 10.00 h-18.00 h.

PRECIO MONASTERIO DE PIEDRA

-La entrada individual es de 16€, incluida la visita al Parque Jardín, y la exhibición de vuelo de aves rapaces.

-Los niños de 4 a 11 años, pagarán 11€, al igual que los mayores a partir de 65 años. Los menores de 14 años (no pueden entrar sin la supervisión de un adulto).

La entrada solo al monasterio, sin jardines, ni exhibición de aves es:

-Adultos 8,50€

-Niños de entre 4 y 11 años, 5€

-Mayores de más de 65 años, 8,50€

Podréis beneficiaros de descuentos por:

-Familia numerosa: los adultos 13,50€ y los peques 9,90€. (hay que presentar el título de familia numerosa en las taquillas)

-Discapacidad igual o superior al 33%, tienen un descuento del 20%, presentando un documento acreditativo.

-Personas en silla de ruedas, tienen acceso gratuito y su acompañante un 50% de descuento en su entrada.

La visita puede ser guiada o ir libremente por las dependencias del Monasterio.

¿CUÁNDO VISITAR EL MONASTERIO DE PIEDRA?

Se puede visitar todo el año! ya que atrae a miles de visitantes, pero la mejor época para hacerlo, es en primavera cuando el río tiene mayor caudal y podremos disfrutar de sus hermosas cascadas o en verano, que pese al calor, como hay abundante vegetación, es muy llevadera la ruta y hay bastante sombra.

También avisaros que es una zona bastante húmeda, así que ir bien abrigaditos si vais en invierno.

DONDE DORMIR EN EL MONASTERIO DE PIEDRA

Dentro del parque del monasterio, hay un hotel, pero si consideras que se va del presupuesto, mejor mirar alojamientos que estén cerca.

Balneario Sicilia, Hotel de 4 estrellas en km 1, Ctra. Calmarza, 50237 Jaraba, Zaragoza. A tan solo 21 minutos en coche.

En Alhama de Aragón, Zaragoza, Hotel Parque, 3 estrellas, a 20 minutos del monasterio, en coche.

CURIOSIDADES:

-Es protagonista de un relato de Paulo Coelho: A orillas del río Piedra me senté y lloré(1994).

-Escenario de múltiples películas como: “La Siesta”, de Jorge Grau; “El Corazón Guerrero”, de Daniel Monzón, “El Hombre que mató a Don Quijote” por Terry Gilliam (película inacabada del año 2000), donde mi amor, Johnny Depp rodó varias tomas (ver trailers en youtube).

En la actual película de 2018, ya no participó por su ajetreada agenda.

-Es el espacio natural más buscado de España en google.

MI OPINIÓN: 

Es un lugar impresionante. Una verdadera lástima  que haya gente que no sepa de su existencia. Yo, recomiendo su visita a todo el que me habla de naturaleza.

No hay una época concreta para visitarlo, con lo cual no es excusa :). Aunque en verano, está más masificado.

Me gustó el detalle de ver que se podían entrar mascotas. Habían perros que disfrutaban más que humanos. ¡Se lo pasaban pipa!

Y si tuviera que poner alguna pega, sería que por desgracia hay zonas donde los minusválidos no podrán acceder. Pero eso es cosa de la naturaleza,  cada roca, cascada…ha querido ponerse en su lugar y no siempre se puede abrir camino.

De todos modos, está todo muy bien señalizado y se puede pasear durante horas sin cansarte, disfrutando de las bellísimas vistas y cascadas que tienen el parque.

Tiene muy buena conservación y está todo cuidado al detalle.

Los niños también disfrutan mucho de la exhibición de aves rapaces.

A mi, me encantó! sobre todo la gruta Iris y estoy convencida de que volveré, ya que tengo personitas a mi alrededor que nunca lo han visitado.

Así que, querido monasterio de piedra, volverás a acogerme próximamente!

Deja un comentario

Cerrar menú