LA CARTUJA DE MIRAFLORES

La Cartuja de Miraflores, se construyó sobre los restos de un palacio de caza. Es de estilo gótico y se encuentra a 3 km de la preciosa ciudad de Burgos, por la carretera Fuentes Blancas.
Fue fundada en 1442 por el rey Juan II de Castilla y León, aunque fue la obra casi exclusiva de su hija la reina Isabel la Católica.

En la puerta, presiden los escudos de Castilla, León y de su fundador el rey Juan II .

En el interior se pueden hacer fotos, siempre sin flash.


Sus vidrieras son de estilo flamenco S.XV

Situada en la parte superior de la puerta, hay una inscripción en latín que pone: FELIX COELI PORTA (feliz puerta del cielo).

Lo más impactante, es el retablo gótico que esta datado en 1496-1499, hecho con madera de nogal, dorada por Gil de Siloé. Su policromía es obra de Diego de la Cruz, que utilizó una técnica muy costosa y complicada de ejecutar llamada
«brocado aplicado».

El retablo tiene mas de 500 años, acompañando a las generaciones de los monjes cartujos. Es digno de admirar cada detalle de este retablo. Un curioso dato de esta obra es que, se dice, que los dorados de las esculturas fueron hechos con oro que trajo Cristóbal Colón, tras uno de sus viajes al Nuevo Mundo.

A parte del retablo, a mi, personalmente me llamó la atención los sepulcros donde descansan los restos de Juan II e Isabel de Portugal, los padres de Isabel la Católica, y de su hermano el infante Alfonso. También obra de Gil de Siloé en 1489-1493.

De este panteón real, destaca su estrella de 8 puntas, en el centro reposan los yacentes rodeados de santos y Evangelistas.

Han aprovechado una restauración recientemente, para introducir en el panteón, una imagen que estiman mucho los cartujos, que es la virgen de la leche, venerado como Santa Maria de Miraflores y una columna del sepulcro tallada con figuras de monjes orando y meditando.
Es impresionante ver tan de cerca este panteón.

El sepulcro del infante Alfonso, está situado en un lateral, cerca de sus padres, adosado al muro del Evangelio.
Sus pilastras están decoradas por parejas de apóstoles.

Continuando el recorrido por la cartuja, se llega a la Capilla de Nuestra Señora de Miraflores, que ha sido restaurada y ha recuperado parte de las pinturas murales del siglo XVII.

En otra de las capillas, hay manuscritos, libros y un panel audiovisual. Impactando sobre todo un cuadro de Joaquín Sorolla llamado » Elevación de la Cruz».

Antes de salir de la Cartuja, o al entrar si lo prefieres, está la Capilla de San Bruno, con su imponente escultura mirando un crucifijo, realizada por Manuel Pereira en el siglo XVII. San Bruno, fue el fundador de la Orden Cartuja, el primer cartujo. Nació en Colonia (Alemania) el año 1084.

Solo esta abierto al público la iglesia, las capillas con exposición permanente, el patio de la entrada y la capilla de San Bruno.
El resto, pertenece a la privacidad de los monjes cartujos.

El Monasterio está habitado desde su fundación, por monjes de la Orden de la Cartuja, que residen en el interior del monasterio. Su vida se fundamenta en la paz, silencio y devoción a Dios desde una vocación ermitaña. Los monjes, viven en ermitas independientes, meditando y en soledad.

Me dijeron, que solo salen de su celda para rezar en el oratorio o iglesia y para momentos en concreto, donde tienen que compartir tiempo juntos. Hacen un paseo semanal.

Para el servicio de los visitante, tienen aseos, accesibilidad para personas con movilidad reducida, una tienda de productos del monasterio y cosas hechas por los cartujos, como por ejemplo: jabón casero.

LA CARTUJA DE MIRAFLORES BURGOS COMO LLEGAR

En coche por la carretera BU-800, fuentes blancas a 3 km de Burgos y se puede llegar también a pie por una bonita ruta natural a unos 45 minutos/ 1 hora según el ritmo de cada persona. Sino tienes nada más que ver por Burgos, puedes aprovechar para dar un paseo hasta la cartuja, en cambio, si vas con el tiempo justo, mejor coger el coche propio, autobús (te dejan en la puerta de la cartuja) o taxi. Si vas en coche particular puedes aparcar gratuitamente fuera de la cartuja. Hay sitio de sobra!

CARTUJA MIRAFLORES BURGOS HORARIO

De lunes a sábados: 10:15-15:00 y de 16:00-18:00.
Domingos y festivos: 11:00-15:00 y de 16:00-18:00.
Hay excepciones, que deberán ser consultadas en la web.

PRECIO/TARIFA ENTRADA CARTUJA MIRAFLORES BURGOS

El precio de la entrada es un DONATIVO. Puedes admirar la cartuja y antes de abandonarla, depositar en una hucha lo que consideres.

MI OPINION:

La Cartuja de Miraflores transmite mucha paz e invita a la meditación. Personalmente sentí mucha calma al entrar. Antes de ir a verla me imaginaba algo mas grande, pero como es lógico, al vivir los monjes cartujos dentro, no se puede visitar todo el monasterio.

Lo que más me gustó fue el retablo y el panteón real. También me hizo ilusión ver un Sorolla, ya que me encanta la pintura.

Me sentí gratificante al ver que la entrada era un donativo, no me esperaba que algo así, con tanta historia por delante fuese gratuito, inclusive me sacó una sonrisa. Solo te ofrecen un folleto explicativo, que vale 1 euro y que no dudé en coger. Ya que entro, al menos sé lo que veo y tengo un poco de información.

Eso sí, me quede con ganas de comprar un jaboncito casero, pero tengo pendiente volver a Burgos, así que pasaré de nuevo por la tranquila Cartuja de Miraflores.

P.D: Si vais con niños, justo al lado de la cartuja, al bajar por el camino o justo antes de subir (según prefieras), hay un parque gigantesco con unos toboganes larguísimos que no os podéis perder por nada del mundo.

Mi hermana y yo, pese a no ser una niñas, no dudamos en ir y tirarnos por ellos. No podíamos irnos de Burgos sin sentir al niño que todos llevamos dentro.

Deja un comentario

Cerrar menú